top of page

DIPUTADOS REFLOTÓ LA PROPUESTA PARA CAMBIAR LA HORA OFICIAL EN ARGENTINA




En un intento por abordar la creciente preocupación por el ahorro energético en el país, el diputado nacional de la UCR Julio Cobos presentó nuevamente un proyecto para modificar el huso horario. La iniciativa propone un cambio significativo: retrasar una hora (de -3 a -4) los relojes durante los meses de otoño e invierno.

 

El legislador mendocino explicó que la propuesta consiste en, por un lado, establecer como hora oficial en toda la Argentina la del huso horario de 4 horas al Oeste del meridiano de Greenwich, que es en realidad la que corresponde dentro del Sistema Internacional de los Husos Horarios. Y, por el otro, facultar al Poder Ejecutivo a modificar la hora correspondiente al huso horario de tres horas al Oeste del meridiano de Greenwich, para la época correspondiente al periodo estival.

 

El proyecto no solo se limita a la Argentina. También invita a los países miembros del Mercosur a revisar sus husos horarios para facilitar las actividades comerciales y de transporte. Es más, Chile aplicará este cambio en los próximos días.

 

Según Cobos, la medida busca alinear la hora oficial con la hora solar, que podría tener implicaciones notables no solo para el consumo eléctrico sino también para el rendimiento escolar de los alumnos, quienes a menudo comienzan sus jornadas en la oscuridad. “La educación es uno de los principales sectores damnificados en el desfasaje entre la hora solar y la hora oficial”, argumentó Cobos.

 

Esta iniciativa, respaldada por un conjunto de diputados nacionales -entre los que figuran Mario Negri, Gabriela Lena, Silvia Lospennato, Roberto Sánchez, Jorge Vara y Víctor Hugo Romero-, resurge en un momento donde las políticas de ajuste energético se encuentran en el centro de la agenda gubernamental, bajo el mandato de Javier Milei.

 

Según el Instituto Nacional de Ambiente, Hábitat y Energía (INAHE,) “Argentina hoy tiene una de las mayores diferencias entre la hora solar y la hora oficial, lo que afecta no solo al consumo de electricidad sino también al desempeño escolar”. A su vez, el director del Laboratorio de Cronobiología en la Universidad Nacional de Quilmes, Diego Golombek, sostuvo: “Estar en el huso horario adecuado a nuestro lugar en el mundo hace que nos expongamos a la luz adecuada para la salud, el sueño y el alerta”, expresó.

 

El científico, además, recordó que la Argentina modificó su zona horaria alrededor de 57 veces, lo que refleja un precedente de flexibilidad en la adaptación de husos horarios según las necesidades.

 

 

Comentários


bottom of page