top of page

¿BATALLA CULTURAL? EL PARQUE NACIONAL TIERRA DEL FUEGO RESTITUYÓ EL NOMBRE “ROCA” AL LAGO ACIGAMI


Cartel con el nombre "Lago Roca" - Foto: Onashaga Noticias

En un acto de profundo desprecio por la cultura nativa de Tierra del Fuego, la Administración de Parques Nacionales (APN) y el Parque Nacional Tierra del Fuego han decidido, sin previo aviso, sustituir el cartel del Lago Acigami por uno que lo denomina Lago Roca. Esta decisión se realizó sin consulta previa ni consentimiento de la comunidad Yagán y de los residentes de Ushuaia, quienes habían logrado en 2012 la restitución del nombre originario Acigami.

 

Publicación de los trabajadores del PNTDF

La medida ha sido ampliamente criticada tanto por la comunidad Yagán, que posee una profunda conexión histórica y cultural con el lago, como por los trabajadores del Parque Nacional Tierra del Fuego. Estos últimos han expresado su desacuerdo en redes sociales, subrayando que la restitución del nombre Roca en lugar de Acigami “una falta de respeto hacia la comunidad fueguina y los pueblos originarios”.


El nombre Acigami tiene un significado profundo para la comunidad Yagán, cuyas raíces en la región se remontan a miles de años antes de la creación del Parque Nacional Tierra del Fuego. La restitución del nombre en 2012 fue un logro significativo para el reconocimiento y respeto de la herencia cultural indígena. La reciente decisión de las autoridades de APN de revertir este acuerdo ha sido percibida como una muestra de autoritarismo y falta de consideración hacia los derechos y la historia de los pueblos originarios.

 

Además, la pasividad del intendente del Parque Nacional Tierra del Fuego, Marcelo Almirón, ante esta situación causa mayor sorpresa e indignación. Por acción u omisión, Almirón se ha convertido en cómplice de esta decisión unilateral y autoritaria que adoptó la dirigencia de la APN luego de su fugaz visita a la provincia.

 

La defensa del patrimonio cultural de Tierra del Fuego es una responsabilidad compartida por todos los actores sociales y políticos de la región, y es fundamental que se respeten los acuerdos alcanzados con las comunidades locales y originarias. En este contexto, es crucial que se reevalúe la decisión y se promueva un diálogo inclusivo y respetuoso con la comunidad Yagán y los residentes de Ushuaia.

Comentarios


bottom of page